martes, 8 de abril de 2014

REFLEXIONES SOBRE LA LOMCE

A continuación, exponemos nuestra reflexión grupal sobre los cambios realizados en el Sistema Educativo Español con la LOMCE 8/2013 del 9 de diciembre. 


Pruebas de evaluación final para obtener el título de Graduado en ESO y el título de Bachiller:
Todos los miembros del grupo estamos de acuerdo en que no se deberían realizar pruebas de evaluación final al acabar la E.S.O y Bachillerato. Pensamos que si los alumnos son capaces de superar el curso, no es necesario tener que presentarse a un examen con el que se les evalúe el trabajo realizado durante todo el ciclo, teniendo en cuenta que por alguna causa ajena pueden suspender dicho examen. Con esta nueva medida, creemos que se limitan las salidas de los alumnos, al darle la única salida de realizar un Grado Medio o Superior. Además los alumnos que cursen Bachillerato, no tienen por qué superar dos pruebas (la del centro y la de la universidad), ya que se supone que si ha aprobado los cursos de Bachillerato, están preparados para acceder a la universidad.


Dos opciones en cuarto curso de ESO:
Dos miembros del grupo estamos en desacuerdo con esta reforma, porque consideramos que alumnos de 3º de la E.S.O no están preparados para elegir si quieren seguir cursando Bachillerato o bien decantarse por un Grado Medio. Creemos que el curso de 4º de la E.S.O es un curso esencial para afianzar tus expectativas. Los otros dos miembros del grupo consideran que esta reforma es necesaria, porque aquellos que no quieren acceder al Bachillerato o la Universidad necesitan información o recursos sobre el empleo.


Mayor importancia de las «asignaturas troncales», diseñadas por el Gobierno:
Todos los miembros del grupo estamos de acuerdo en que el Gobierno elija las asignaturas troncales con la ayuda de la Administración, y las asignaturas específicas y de libre configuración sean elegidas por la Administración. Creemos que es una buena medida, porque así no recae toda la responsabilidad sobre una sola entidad.


Obligatoriedad de la oferta de enseñanzas cuya lengua vehicular sea el castellano:
Todos los miembros de grupo estamos de acuerdo en que todas las asignaturas que se imparten en España deben tener como lengua oficial el Castellano, aunque pueden ofrecer la posibilidad de darse en otra lengua cooficial.


Educación plurilingüe:
Todos los miembros del grupo coincidimos en que es una buena medida aportar mayor importancia y recursos al estudio de una lengua extranjera.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada